La FER en el mundo (Palencia, España)

Artículo publicado en la revista El Granito de Arena de julio-agosto de 2022.

A los pies de Jesús Sacramentado

El curso 2021-2022 toca a su fin. No cabe la menor duda de que, un curso más, nos hemos visto sorprendidos por muchas circunstancias que han hecho que haya sido un tanto especial, pero siempre pudimos agradecer al Señor tanto y tan bueno como nos ha dado, día a día, como es la Eucaristía.
Por eso, ¿dónde terminar el curso y agradecer tanto bien recibido? ¿Dónde poder decirle que sigue contando con sus Marías y Discípulos de San Juan? En ningún sitio mejor que a los pies de Jesús Sacramentado.

El día 16 de junio, la UNER de Palencia y simpatizantes, emprendimos viaje a San Sebastián de los Reyes (Madrid) para conocer la parroquia de san Manuel González y visitar su Sagrario. Nos acompañaba D. David Pérez, asesor diocesano de la Obra en Palencia. Y allí nos esperaba Jesús Eucaristía. Al llegar a la parroquia nos quedamos admirados. ¡Qué bonita! Un sacerdote palentino, en ausencia del párroco, nos fue explicando paso a paso cómo se había ido construyendo hasta llegar el momento actual, donde además de su hermosura y sencillez, es una iglesia eminentemente eucarística, pues ya tiene hasta adoración perpetua.

Celebración y adoración
Tras un recorrido y postrarnos a los pies de Jesús Sacramentado, en acción de gracias, participamos de la Eucaristía, acto central del viaje. Nos acompañaron un grupo de la UNER de dicha parroquia. Todo era alegría. El Señor agradecía nuestro camino. Por la tarde tuvimos una hora de adoración, antes del regreso. ¡Qué bien se estaba allí! Y así emprendimos el camino de vuelta. No había terminado todo. Al llegar a la Trapa de Venta de Baños (Palencia), rezamos Completas y cantamos la Salve a la Virgen con los Monjes Cistercienses.

Como colofón de este curso nos pusimos a los pies de la Stma. Virgen de la Trapa para que ella nos enseñe a vivir el espíritu eucarístico reparador a su estilo y ser sus Marías y Discípulos fieles en todo momento. De nuestro corazón brotó con fuerza: «Aunque todos te abandonen, nosotros no». ¡Gracias, Señor, por todo lo que nos has dado! Gracias por haber disfrutado este día contigo.

Mª Rosario Hermoso, m.e.n.
Publicado en El Granito de Arena, La FER en el mundo, San Manuel González, San Manuel González García.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.