¡Mucho por descubrir! (febrero 2022)

Artículo publicado en la revista El Granito de Arena de febrero de 2022.

Feliz y comprometido

Cada portada de nuestra revista de acción eucarística trae una verdad incontestable: ¡hace más de 100 años que El Granito llega a miles de lectores tan deseosos de eucaristizar como él! Su intención, sin embargo, no ha cambiado en este siglo largo de existencia. Sí se ha transformado su diseño, formato, periodicidad o el lenguaje de los artículos que, como deseaba san Manuel, tienen como fin acercar a todos al Sagrario.

El año 1916 implicó grandes cambios para El Granito. San Manuel es ordenado obispo, la revista traslada su sede a Málaga y necesita abrirse a horizontes más amplios. Ya llevaba años atravesando fronteras y había surgido un folleto dentro de sus páginas dedicado exclusivamente a Juanes y Marías, tal como expresaba su cabecera. Con su traslado a Málaga san Manuel unifica estas páginas propias de la Obra y El Granito deja de publicar las actividades y noticias específicas de Huelva para transmitir un mensaje eucaristizador que abarca todo el mundo.

Por sendas eclesiales
Ya hemos caminado más de la quinta parte del siglo xxi y, aunque los cambios producidos en las pasadas décadas son vertiginosos, El Granito sigue avanzando, feliz y comprometido, por las sendas de la Iglesia y de la Humanidad. Feliz, porque está convencido de que su misión es necesaria y que junto a él camina siempre el Señor de la Eucaristía, dándole ánimos y celebrando con él sus triunfos (que no son pocos). Comprometido, porque ha descubierto la razón de esta felicidad: anunciar que Dios vive entre nosotros, ¡desde hace más de 2000 años! ¡Qué mejor trabajo que llevar la más reconfortante de las noticias! Y son esta felicidad y este compromiso los que lo llevan a adquirir las formas que hoy tiene.

Páginas eucaristizadoras
Como bien conocéis los miembros de esta familia de lectores, ya D. Manuel afirmaba que no es El Granito una revista para leérsela como una novela o para matar el tiempo. Nada de eso. Como se ve con claridad desde el «Sumario» de la página 3, hay artículos que invitan a la reflexión y otros, incluso, a la oración (hasta oración comunitaria, como muchos grupos UNER lo saben, ya que realizan su Hora Santa mensual a partir de los textos de D. Miguel Ángel Arribas en su sección «Orar con el obispo del Sagrario abandonado»).

Más aún, contamos desde hace unos años con artículos de carácter académico, que bien merecerían publicarse en revistas teológicas y que nos parece menester reproducir, ya que ahondan en la riquísima teología y pastoral de san Manuel (como las «Enseñanzas de san Manuel» a cargo de la Dra. costarricense Deyanira Flores, o «Su afmo. P. in C.J.», con que nos deleita la Dra. Aurora Mª López Medina, ¡desde Palomares del Río!).

No faltan artículos de reflexión como los que nos traen mensualmente D. Manuel Ángel Puga o Teresa y Lucrecio, matrimonio UNER de Albacete, y las reseñas de películas o libros que merecen ser vistas, leídos y apoyados.

El Magisterio eclesial es, actualmente, abundantísimo y desde El Granito nos sentimos responsables de revisarlo todo y ofrecer aquello más relevante para nuestra vida litúrgica y eucarística (incluso publicando los originales de aquellos documentos que hubieran implicado resonancia –no siempre cierta ni positiva– en los medios generalistas. Es bueno formarse con las palabras ciertas de nuestros pastores y es muy riesgoso hacerlo a través de mensajes o noticias de redes sociales de dudosa procedencia. Por este mismo motivo, por ejemplo, D. Sergio Pérez nos desmenuza cada mes el nuevo Directorio para la catequesis o estamos publicando ponencias del pasado Congreso Eucarístico de Budapest.

Finalmente, no podemos olvidar que estas páginas son, ante todo, ocasión de compartir vida eucarística de los centros de la Familia Eucarística Reparadora. Son, por tanto, vuestras páginas y nuestra mayor alegría es compartir las vuestras. ¡Contamos con vuestra cercanía!

Mónica Mª Yuan Cordiviola, m.e.n.
Publicado en El Granito de Arena, Mucho por descubrir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *