Cartelera recomendada (enero 2022): Medjugorj, la película

Artículo publicado en la revista El Granito de Arena de enero de 2022.

Un lugar para el encuentro con Dios

En el año 2006, dos periodistas españoles fueron enviados a investigar un supuesto caso de apariciones marianas, en una desconocida aldea de Bosnia y Herzegovina. Lo que pensaron que no daba para mucho más que para un reportaje fotográfico, supuso, en cambio, un punto de inflexión en sus vidas y en el de muchas otras personas que conocieron en aquel lugar. Ellos no vieron a la Virgen María, pero volvieron asegurando que algo inexplicable y de calado universal sucede en Medjugorje.

Medjugorje, la película
Duración: 127 minutos
Año: España, 2021
Localizaciones: España, Bosnia y Herzegovina, Croacia y Uruguay.
Género: Documental, testimonio y reportaje
Dirección: Jesús García y Borja Martínez-Echevarría
Dónde verla: Cines
Web: medjugorjelapelicula.com

Antes de que un pequeño grupo de adolescentes asegurara haberse encontrado allí con la Virgen María en 1981, Medjugorje era una pequeña y aislada aldea católica de la antigua Yugoslavia. Menos de tres décadas después, han acudido ya a Medjugorje más de veinticinco millones de peregrinos. ¿Cómo se gestó este fenómeno social y religioso durante una dictadura comunista en una zona de Europa cuya población hoy es mayoritariamente musulmana? ¿Quiénes son los seis videntes y qué mensaje han recibido? ¿Por qué no confirma ni desmiente la Iglesia católica la veracidad de las apariciones?

Medjugorje, la película es la adaptación cinematográfica basada en el libro homónimo escrito por su director Jesús García Colomer. El documental se centra en la narración de las apariciones de la Virgen María que han tenido lugar en el recóndito pueblo de Medjugorje. A través de las imágenes documentales y testimonios se muestra al espectador el impacto sociocultural que se ha producido en el pequeño pueblo después de estos acontecimientos.

El propio director señala que este film no es un documental al uso. Se trata más bien de una experiencia audiovisual en la que el espectador, por momentos, se siente protagonista. Una vivencia de dos horas tras la cual va a ser más fácil tomar decisiones importantes en la vida.

Más fuerte que el miedo
Como en muchas otras ocasiones en que los cristianos fueron perseguidos por su fe, los protagonistas de este documental (los seis videntes y el párroco de la aldea) sufrieron también una persecución por parte de los comunistas que, ante algo inexplicable que estaba moviendo a la fe a muchos ciudadanos, trataron de acallar su mensaje.

El padre Jozo Zovko era el párroco de Medjugorje en 1981, al inicio de los eventos. Los primeros días fueron muy difíciles para él, pues las dudas le asaltaban: ¿Sería cierto lo que contaban los niños? ¿Sería un montaje de los comunistas para desacreditar la fe? Finalmente, una experiencia personal le hizo tomar partido por los niños, convirtiéndose en su protector, lo que le costó ser encarcelado por las autoridades durante un año y medio.

A pesar de la persecución y diversas dificultades, los protagonistas no pudieron dejar de contar lo que habían visto y oído, convencidos de la veracidad de los acontecimientos. A través de su testimonio nos muestran cómo, ante algo tan natural como es el miedo, la fe nos hace valientes, capaces de afrontar las más difíciles situaciones.

Dios se vale de mediaciones
En la película aparecen los testimonios de algunos de los videntes, que viven en la actualidad, y nos cuentan con todo detalle los recuerdos de aquellos encuentros con la Virgen que cambiaron sus vidas para siempre. Aparecen también múltiples testimonios, algunos realmente conmovedores, de personas que, casi por casualidad, conocieron Medjugorje y allí tuvieron un encuentro profundo con el Dios de la vida. Entre estos testimonios podemos conocer el de Tamara Falcó o María Vallejo–Nágera.

Nuestro Dios es un Dios que nos sale al encuentro, que quiere hacerse cercano y compartir cada instante con nosotros. Y para ello se vale de mediaciones: el encuentro fortuito con personas, acontecimientos inesperados, sentimientos o emociones que no hemos buscado. Dios nos habla a través de todo ello.

Medjugorje es un lugar que facilita el encuentro con Dios. Por supuesto no es el único. Como tantos otros a lo largo de la geografía terrestre, los santuarios y lugares de peregrinación son espacios donde el ambiente, la organización y la buena disposición de los peregrinos hace más fácil la experiencia de Dios. Los lugares de silencio y de oración, donde las personas buscan el encuentro con el Único capaz de darnos la verdadera paz, son realmente instrumentos con los que Dios quiere hacerse el encontradizo. Quizás no todos podamos ir a Medjugorje, pero sí que podemos buscar nuestro espacio para el encuentro con el Dios vivo que nos espera, hecho Eucaristía en cada sagrario de la tierra.

Ana Mª Cayuso Prados, m.e.n.
Publicado en Cartelera recomendada, El Granito de Arena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.