Programación UNER del curso 2021-2022

Artículo publicado en la revista El Granito de Arena de octubre de de 2021.

Este curso… ¡id y anunciad!

Como todos los años, la Delegación general de la Unión Eucarística Reparadora, ofrece una programación para todos los centros del mundo. Se incluye una explicación del lema, cartel, objetivos, etc. para que los grupos trabajen unánimes este curso 2021-2022. Tanto las carpetas como los carteles pueden solicitarse a la Delegación general.
El objetivo general de este curso es asumir con pasión y audacia la actitud propia de nuestro ser de apóstoles, dentro de la dinámica del viaje de ida y vuelta. El cartel contiene una imagen con varios elementos en armonía, expresando lo que a su vez se plasma como lema: «Id y anunciad lo que habéis visto y oído» (Lc 7,22).

Se vislumbra, primeramente, un amplio horizonte en el que se percibe, aunque difuminado, un amplio mar, lugar de la llamada de los primeros discípulos como pescadores de hombres y a lo lejos una orilla de tierra, para indicar que el apóstol ha de cruzar mares y ríos, montañas y caminos, pueblos y ciudades, porque no hay límite para el enviado de Jesús.

En primer plano se encuentra un brazo que ciertamente remite al brazo derecho de Jesús, cubierto con una túnica blanca, color de pureza, pascua, victoria y vida. Extendido con la palma de la mano abierta es signo de acogida («Venid a mí»), de entrega («Aquí estoy»), de invitación («¿Qué quieres que haga por ti?»), de ofrecimiento («¡Toma mi mano!»), de espera («Y los otros nueve, ¿dónde están?»), pero ante todo y sobre todo de envío: «Id y anunciad». Es el brazo poderoso y misericordioso con el que el Señor hace proezas en los pequeños y que María canta en su Magníficat. Con ese brazo y mano Jesús trabajó, calmó las aguas, curó enfermos, bendijo a niños, levantó el cáliz de la salvación y fue clavado en la cruz para, después de resucitar, elevarlo mientras bendice y envía a los suyos hasta los confines de la tierra. Hoy esa mano de Jesús está también con nosotros. El Sagrario es una mano siempre abierta y siempre repartiendo cosas buenas ¡Siempre! ¡Siempre!… Id con el corazón abierto (cf. OO.CC. II, n. 2743).

El lema, mensaje evangélico de san Lucas, nos invita a salir y a anunciar desde la coherencia que ha de dar el ser testigos y la fuerza arrolladora el Espíritu que invade con su amor y este no se puede callar, por eso desborda y contagia: «Id y anunciad lo que habéis visto y oído» (Lc 7,22).

El libro para este año es Artes para ser apóstol. San Manuel González nos ofrece esta preciosa obra, cuya fuente procede de otro libro anterior, la 1ª serie de Apostolados menudos, publicado en 1927. Esta 2ª serie de apostolados recogidos en Artes para ser apóstol como Dios manda se comenzó a escribir en Málaga en 1915 y fue publicado en 1928.

Consta de ocho capítulos y todo su contenido se entreteje con diversos tipos de textos, escritos para distintas ocasiones. Los primeros capítulos son artículos que don Manuel escribió desde 1915 para la revista El Granito de Arena. A partir del capítulo V se incorporan resúmenes de algunas de sus cartas pastorales y fragmentos de notas que escribió para el Boletín oficial de su diócesis malagueña.

Artes, además de presentar la organización de los Misioneros Eucarísticos Diocesanos en general, culmina con las semblanzas de tres sacerdotes ejemplares, modelos de arte pastoral que le edificaron e inmortalizó con su pluma: don Remigio, el Pae Pérez y don Manuel Domínguez.

Sus páginas son ágiles y de lectura fácil. Más que un manual teórico es todo un arsenal de sugerencias y motivaciones apostólicas. Con un doble hito por punto de mira: ser apóstol a todas horas, jamás cesante, y radicar toda acción apostólica en la fuente inagotable de la Eucaristía. Alcanzó seis ediciones (1928, 1932, 1938, 1952, 1978, 2010), y sigue ofreciendo a sus lectores hilos y artes para tejer buenas redes de apostolado y salir sin demora a navegar mar adentro en el mundo de hoy, con un poquillo de arte apostólico, de ahí la necesidad de entrar en la escuela de los artistas del apostolado.

Carpeta de formación 27
Desde los orígenes de la Obra, siempre se ha tenido conciencia de la necesidad de una buena, solida y actualizada formación. Cada año se ofrece un temario fundamentado en la Sagrada Escritura, el Magisterio de la Iglesia, los escritos del fundador, enseñanzas de los santos y testimonios de vida.

Manteniendo la misma o parecida estructura en cada tema, se ha distribuido los capítulos del libro Artes como formación permanente en casa y el temario es una invitación a entrar en una escuela de arte diferente para ir adquiriendo un sólido contenido que impulse al ejercicio de la eucaristización en todo y siempre. «Hacen falta aprendizaje y escuelas para el arte, el más bello y bueno y alto de todas las artes, ¡el arte del apostolado!» (OO.CC. III, n. 4730).

Pequeño Nazaret
Este curso, como novedad, se propone hacer de cada hogar un pequeño Nazaret de tres, donde cada miembro de la UNER pueda crear un núcleo vital en su casa o espacio parroquial y leer, gustar y compartir la carpeta del curso pasado, con el lema «Llevamos este tesoro en vasijas de barro». Esta iniciativa viene a la luz recordando a san Manuel, quien dice que Dios no acostumbra a salvar sin intercesores ni apóstoles, y las almas piadosas de un pueblo lo son, de ahí que, si nuestras pueblos y parroquias tienen núcleo vivo y lleno de fe, son pueblos de esperanza y estos «tarde o temprano volverán» (OO.CC. III, n. 4850).

Cruz de la eucaristización
El brazo vertical, clavado en tierra y erguido hacia lo alto, hacia el Señor, representa la postura del cristiano con los pies en tierra firme mientras peregrina hacia el corazón en Dios, hacia donde vamos, esperando alcanzar la meta de nuestra existencia y salvación. El horizontal expresa los brazos abiertos de nuestra Humanidad que se mantiene en pie, porque está clavada en tierra firme y sostenida por el eje vertical. Son los brazos abiertos de la fraternidad que, como los de Cristo en ella, abrazan a todas las personas, sin distinción.

En la intersección de los dos brazos está marcado un círculo blanco, signo de Jesús Eucaristía: centro y razón de ser de nuestro vivir, y hacia el que confluye toda nuestra existencia. Al pie del vertical está la letra «M» de María. Hemos de vivir y hacerlo «todo en unión y a ejemplo de María Inmaculada» como quería san Manuel y nos indican los propios Estatutos (art. 9).

En la otra cara de la cruz está escrita la palabra «venid», como dicha por Jesús a todos nosotros, sus discípulos de hoy. Ir para estar con Él, sacramentado. Del mismo modo puede ser dicho y proclamado por nosotros como un eco fiel de lo que él desea anunciar a la Humanidad por nuestra mediación.

Separada esta palabra se obtienen dos imperativos: «Ven + Id». Solo desde nuestro ser de discípulos, en nuestro viaje de ida y vuelta, podemos ser misioneros sin fronteras ni cansancios. ¡Nos basta su gracia! (cf. 2Cor 12,9-10). El signo «+» expresa que la medida del amor es amar sin media, hasta el extremo. Es el plus de amor reparador de Cristo, al que nos unimos por vocación y carisma eucarístico reparadora. Estas dos palabras unidas por el signo de la cruz resume la vida de una María del Sagrario y de un Discípulo de Juan: «ven», que incluye dar, estar, permanecer, compañía, presencia, e «id», que equivale a buscar, salir, anunciar, eucaristizar.

Canción de referencia
Para este curso, Alma misionera será la canción de referencia. ¡Qué mejor que ofrecer la propia vida, dejar al Señor las manos libres para que haga lo que quiera y reconocer que junto al carisma nos ha confiado una misión, por eso, Señor, condúcenos «a la tierra que tenga sed de ti».

Publicado en El Granito de Arena, La FER en el mundo, San Manuel González, San Manuel González García.

Un comentario

  1. Me parece un lema super acertado porque el carisma de S. Manuel, va en acorde con este id y anunciad, ya que directas al Sagrario, a llenar el deposito y a contarlo a todos, esa alegria de llevar al Señor dentro, y volver a llenar el deposito, no guardar nada para uno. Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *