52º Congreso Eucarístico Internacional

Artículo publicado en la revista El Granito de Arena especial de julio-agosto de 2021.

La Eucaristía: Fuente inagotable de vida

Tras haber sido suspendido el año pasado, del 5 al 12 de septiembre próximo tendrá lugar el 52º Congreso Eucarístico Internacional. Tendrá lugar en Budapest, capital de Hungría y, como en otras ocasione, estará precedido por un Simposio Teológico. El programa incluye momentos celebrativos así como catequesis y talleres. Además, el papa Francisco presidirá la Eucaristía de clausura.
Bajo el lema «Todas mis fuentes están en Ti» (Sal 87,7), el mensaje principal del Congreso Eucarístico es que la Eucaristía es el sacramento de la unidad entre los cristianos, pero la vocación de la Iglesia es también promover la unidad de todo el género humano.

Debido a las condiciones sanitarias actuales y a la situación de pandemia, no se han ofrecido datos sobre la estimación de asistentes, pero ya es posible consultar el programa completo, tanto del Congreso en sí como del Simposio Teológico.

Programa del Simposio
La ponencia de apertura del Simposio estará a cargo del profesor Pierangelo Sequeri y versará sobre la Eucaristía como fuente de la vida cristiana, seguida de la conferencia titulada «Especificidad de la celebración eucarística en África». El día concluirá con la Misa. El segundo día del Simposio comenzará con el rezo de Laudes y las conferencias de la mañana se centrarán en la Eucaristía como fuente de la misión y la diaconía, en la visión ecuménica actual sobre la comunión y la teología de la adoración.

Por la tarde se ofrecerán seis talleres para reflexionar sobre la influencia de la Eucaristía en la tradición bizantina, en la vida de los místicos cristianos, en la teología de J. Ratzinger, en las cartas de san Pablo, en la música sagrada y en la experiencia del reino de Dios en la Iglesia ortodoxa. Nuevamente se tendrá la Misa como acto conclusivo del día.

El tercer día, finalmente, comenzará con la celebración eucarística, tras la cual se tendrán dos ponencias: «Lo sagrado, la Eucaristía y la sacramentalidad de la Iglesia» y «La Eucaristía como el sacramento de la reconciliación».

Los talleres de la tarde, con los que concluirá el Simposio, versarán sobre el concepto de «fons» en el Misal, la sintaxis eucarística como fuente y paradigma de sinodalidad, la Eucaristía, fuente de santidad, y la eclesiología eucarística y la falta de sacerdotes en Brasil.

CEI 2021
Las actividades propias del Congreso Eucarístico comenzarán en la tarde del domingo 5 de septiembre, con la celebración eucarística de apertura. Del lunes 6 hasta el viernes 10 las actividades comenzarán con la oración de la mañana y seguirán con catequesis y testimonios, para finalizar con la celebración comunitaria de la Eucaristía. Por las tardes, además de numerosos talleres, hay una variada oferta de actividades, entre las que se encuentran conciertos, liturgia divina bizantina, misas en diversas parroquias y la noche de los jóvenes. El sábado 11 tendrá lugar el festival de las familias que concluirá con la Misa y procesión eucarística con velas. Como clausura, el domingo 12, a las 11.30 será la Statio Orbis en la Plaza de los Héroes, con la Misa presidida por el papa Francisco.

El el Angelus del pasado 4 de julio, el papa afirmó que «del 12 al 15 del próximo septiembre, si Dios quiere, viajaré a Eslovaquia para realizar una visita pastoral. Antes [la mañana del domingo 12 de septiembre] concelebraré en Budapest la Misa conclusiva del Congreso Eucarístico Internacional. Doy las gracias de corazón a los que están preparando este viaje y rezo por ellos. Recemos todos por este viaje y por las personas que están trabajando para organizarlo».

El programa completo, incluyendo fechas, horarios y ponentes se puede consultar en la web oficial del Congreso: www.iec2020.hu/es. A través de la web también es posible inscribirse en los diversos actos y solicitar las entradas para los actos multitudinarios.

Embajadores del 52º CEI
El canto oficial del 52º Congreso Eucarístico es una nueva versión del himno del anterior Congreso celebrado en Budapest, en 1938. La canción de entonces (Canto de triunfo)se hizo muy popular entre los católicos de aquel país, ya que fue lanzada poco tiempo antes de comenzar la II Guerra mundial. También se ha hecho público el videoclip, que ya está disponible en YouTube y en la web del Congreso. En él se muestra la historia de conversión de tres jóvenes: un médico especialista que se toma en serio a una anciana enferma, un músico de rock que lleva una cruz al cuello a pesar de las burlas de sus compañeros y un sacerdote que atraviesa un momento difícil.

Durante la rueda de prensa en la que fue presentado el himno, el cardenal Erdö, arzobispo de Esztergom-Budapest, también explicó que el Congreso Eucarístico contará con doce «embajadores», o músicos, cantantes y poetas famosos que pretenden ser «testigos de la Eucaristía» en nuestros días.

Cultura eucarística
El papa Francisco, el 10 de noviembre de 2018, en la clausura de la Asamblea plenaria del Comité pontificio para los Congresos Eucarísticos Internacionales, afirmó que: «De ahí surge la pregunta fundamental: ¿Qué significa celebrar un Congreso eucarístico en una ciudad moderna y multicultural [como Budapest] donde el Evangelio y las formas de pertenencia religiosa se han vuelto marginales? Significa colaborar con la gracia de Dios para difundir, a través de la oración y la acción, una cultura eucarística, es decir, una forma de pensar y trabajar fundada en el Sacramento, pero que se puede percibir también más allá de la pertenencia a la Iglesia.

En Europa, enferma por la indiferencia y atravesada por divisiones y barreras, los cristianos ante todo renuevan cada domingo el gesto sencillo y fuerte de su fe: se reúnen en el nombre del Señor, reconociéndose hermanos entre sí. Y el milagro se repite: en la escucha de la Palabra y en el gesto del Pan partido, incluso la asamblea más pequeña y humilde de creyentes se convierte en el Cuerpo del Señor, su Sagrario en el mundo. Así, la celebración de la Eucaristía favorece el desarrollo de las actitudes que generan una cultura eucarística, porque nos impulsa a transformar, en gestos y actitudes de vida, la gracia de Cristo, que se entregó totalmente».

Mónica Mª Yuan Cordiviola, m.e.n
Publicado en El Granito de Arena, Iglesia hoy.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *