El Evangelio a la lámpara del Sagrario (domingo 5/8/2018)

Artículo publicado en revista El Granito de Arena de julio-agosto

Domingo 5 de agosto. XVIII Tiempo Ordinario

Pensamientos de san Manuel González para orar con las lecturas de este domingo.

Jn 6,24-35: El que viene a mí no tendrá hambre.

«El Jesús del Sagrario está callado, se ha obligado a perpetuo silencio. Y no obstante lo riguroso e impenetrable de éste, cualquiera que tenga oídos y se acerque a las puertas de los Sagrarios, que se ha buscado para vivir en la tierra Sacramentado, oirá que del fondo de ellos surge a modo de suspiro, que las más de las veces suena a grito de angustia, el ¡sitio! de su última hora de Cruz. ¡Sed y hambre insaciables de corazones, que lo coman y gusten en su Comunión y Evangelio, lo vivan por sus Mandamientos, se reformen por su Gracia y se transformen por su Espíritu Santo en Él…!» (OO.CC. III, n. 5220).

Recopilación: Sergio Pérez Baena, Pbro.
Publicado en El Evangelio a la lámpara del Sagrario, El Granito de Arena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *