Cartelera recomendada (julio-agosto 2018)

Artículo publicado en la revista El Granito de Arena de julio-agosto de 2018.

Listos para dar la vida por nuestros ideales

Dos coronas es un documental sobre la vida de san Maximiliano Kolbe, un hombre que cruzó los límites y se convirtió en referencia de amor y entrega para los hombres de todos los tiempos. La intrepidez, la creatividad y la tenacidad de este santo del siglo XX son algunos de los aspectos destacados en la trama, junto con su faceta misionera y su amor ardiente por la Inmaculada.

Dos coronas

Duración: 92 minutos
Año: 2018 – País: Polonia
Género: Documental, biografía

Maximiliano Kolbe es, probablemente, una de las figuras más conocidas e internacionales de Polonia. La decisión heroica que puso fin a su vida le ha catapultado a la fama en todos los rincones de la tierra.

La película combina las declaraciones de expertos, de miembros de su orden religiosa y de personas que le conocieron y quedaron impactados por sus palabras y acciones, con la recreación de hechos hasta ahora desconocidos, protagonizados por actores que aportan al conjunto un tono más cercano y emotivo. La parte documental fue preparada en Polonia, Japón e Italia y entre otros participa Kazimierz Piechowski, a quien conoció en el campo de concentración.

Su historia comienza siendo niño, en un encuentro con la Virgen, quien porta en sus manos dos coronas: una blanca y otra roja. La blanca significa la pureza, la roja el martirio. Debe elegir entre ambas pero, a modo de profecía y con la inocencia de un niño, Kolbe elige las dos. Este hecho marcó profundamente su vida y le llevará más tarde a ser un gran devoto de la Virgen Inmaculada e ingresar en la Orden de los Franciscanos.

Fundó en Roma la Milicia de la Inmaculada, como medio para hacer frente a la maldad promovida por la masonería. Su finalidad era promover el amor y el servicio a la Virgen y la conversión de las almas a Cristo. Más tarde, ya en Polonia, tras superar muchas dificultades, y con la ayuda de sus hermanos, logra publicar la revista mensual Caballero de la Inmaculada, convirtiéndose así en uno de los grandes difusores de prensa cristiana en Polonia.

La vida del Padre Kolbe tuvo siempre un horizonte: hacer coincidir su voluntad humana con la voluntad de Dios. Eso no solo le llevó hasta lugares tan lejanos como Japón, sino que le trajo durante su vida muchas incomprensiones, incluso de los que tenía cerca. Impulsado siempre por la voluntad divina y contando con la Providencia y el cuidado maternal de la Virgen María, estuvo siempre dispuesto a emprender todo tipo de hazañas, con tal de luchar porque el bien y el amor triunfaran sobre el mal.

Fue canonizado en 1982 por san Juan Pablo II, su paisano, quien dijo que «Maximiliano Kolbe hizo como Jesús, no sufrió la muerte sino que donó la vida».

La vida de este mártir, que ofreció su vida por Cristo, presente en el prójimo a quien los nazis iban a matar, nos ofrece a los cristianos de hoy un testimonio de amor y de esperanza, incluso en los momentos más difíciles.

Maximiliano Kolbe supo descubrir, entre los avatares de su vida, su camino a la santidad. Que el Espíritu Santo nos conceda la lucidez necesaria para que, sean cual sean las circunstancias de nuestra vida, sepamos descubrir en ellas el camino que nos conduce a la santidad.

Ana Mª Cayuso Prados, m.e.n.
Publicado en Cartelera recomendada, El Granito de Arena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *