El Evangelio a la lámpara del Sagrario (domingo 15/7/2018)

Artículo exclusivo para Blog Eucarístico.

Domingo 15 de julio. XV Tiempo Ordinario

Mc 6,7-13: Los fue enviando

“Ved ahí en un sólo renglón tres afirmaciones contundentes, solemnes de Jesús. Id… con ese imperativo sin condiciones, pone en movimiento perenne a sus apóstoles. Id… -¿A dónde?… -A todas partes. -¿cuándo?… -Siempre. -¿Con qué auxilios y con qué títulos?… -Con mi mandato. Y ¿a quién se da este mandato? A hombres sujetos a todas las fragilidades y flaquezas, a todos los cansancios y contagios… Él lo sabe bien y se hace cargo… He aquí que Yo… Aquí, junto y encima y debajo de ese mandato de ir, tan abrumador para pies tan endebles, estoy Yo, el Señor, que lo puede todo, el Maestro que lo sabe todo, el Padre que se hace cargo de todo, y por eso, porque Yo mando, os envío a vosotros, como corderos entre lobos… ¡Qué contraste entre el sujeto y el término de ese verbo, entre ese Yo y ese vosotros, y entre esos corderos que van y esos lobos que reciben! ¿Qué importa? A vosotros, apóstoles, sólo os toca ir siempre y siempre ir como corderos…, contando con que los lobos son lobos y Yo tengo poder sobre ellos. Eso es lo que Yo mando a vosotros, mis apóstoles” (OO.CC. I, n. 1584).

Recopilación: Sergio Pérez Baena, Pbro.
Publicado en El Evangelio a la lámpara del Sagrario, El Granito de Arena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *