Cartelera recomendada (abril 2018)

Artículo publicado en la revista El Granito de Arena de abril de 2018.

Cuando todo está perdido, ¿cómo vuelves a encontrarte?

Howard Inlet (Will Smith) es un brillante y exitoso ejecutivo de publicidad de Nueva York. Su vida cambia drásticamente cuando una tragedia personal le golpea con fuerza, haciendo que se suma en una profunda espiral de depresión. Aunque sus compañeros más cercanos harán lo posible para lograr que se anime y salga de su letargo, no será tarea fácil.

Belleza oculta

Duración: 94 minutos
Año: 2016
País: Estados Unidos
Género: Drama
Dónde verla: DVD, Blu-Ray y Youtube (desde 13,99€)

Por ello pondrán en marcha un plan poco convencional, que obligará a Howard a afrontar su sufrimiento de una manera sorprendente y profundamente humana. Pero este plan también traerá consigo resultados imprevistos.

Belleza oculta es una película dramática que trata uno de los mayores sufrimientos en la vida de todo ser humano: la pérdida de un ser querido. Abordada desde la perspectiva psicológica, la película refleja la situación que atraviesa una persona al recibir tan duro golpe y los procesos que, inconscientemente, se ponen en marcha en su interior para hacer frente a la misma. ¿Cómo seguir adelante cuando parece haberse perdido el sentido a la vida? ¿Cómo volver a encontrar algo por lo que merezca la pena vivir?

La película nos muestra cuán frágil es el ser humano, capaz de derrumbarse por completo ante los avatares de la vida. Pero, también, nos habla de esa lucha interior por no sucumbir en la tristeza, por salir adelante y levantarse. Dios, en su infinita bondad y misericordia, que conoce el dolor humano en primera persona, no abandona a ninguno de sus hijos, y es en medio del dolor y el sufrimiento cuando más podemos experimentar su presencia amorosa que acompaña y sostiene. Esta presencia se manifiesta a través de distintas mediaciones, especialmente en las personas que más nos conocen y nos aman.

En este caso, son los amigos del protagonista los que hacen todo lo posible para que Howard vuelva a vivir con ilusión, buscando estrategias de lo más originales para hacer reaccionar a su amigo.

El trinomio amor, tiempo y muerte será el hilo conductor de la historia. Tres temas que movilizan el corazón del hombre y unen a toda la especie humana: El anhelo de amar, el deseo de tener más tiempo y el temor a la muerte. Por eso, cuando todo se ha dado por perdido, la perspectiva que se adopte ante estos tres elementos va a ser clave. El protagonista irá descubriendo a lo largo de la trama que el amor es el tejido de la vida y que está presente en la alegría de los que nos rodean, pero también en los momentos de dolor; que el tiempo es nuestro mejor y más constante regalo; y que la muerte tiene una lógica que el ser humano nunca podrá comprender.

Todo tiene sentido
La película habla de una belleza oculta que lo conecta todo y hace que todo tenga un sentido. Nosotros, los cristianos, le llamamos Providencia. Tenemos la certeza de que todo en nuestra vida tiene un sentido, pues es Dios quien la dirige. A veces el dolor nos ciega tanto que no somos capaces de ver lo maravilloso que hay a nuestro alrededor.

La película nos invita a expandir nuestra mirada, a tomar distancia de los problemas, para descubrir que todas las cosas, todo lo que nos rodea y todos los acontecimientos, están dotados de belleza, reflejo de la belleza de Dios. Son un claro signo de que Dios nos acompaña en cada momento de nuestra vida, buscando siempre nuestro mayor bien y felicidad.

Ana Mª Cayuso Prados, m.e.n.
Publicado en Cartelera recomendada, El Granito de Arena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *