Misioneras Eucarísticas Seglares de Nazaret

Consagradas a Dios sin vivir en comunidad, son llamadas a ser testigos de la vida que brota de la Eucaristía, siendo sal, luz y fermento en medio del mundo.

Desde su propio ambiente familiar y de trabajo, propician el sentido comunitario y fraterno a través de encuentros de grupos, convivencias, acciones pastorales fomentando en todo una auténtica amistad, ayudándose a crecer en el amor a Dios y al prójimo.

Fundadas en 1933, están vinculadas a la Congregación de Misioneras Eucarísticas de Nazaret, trabajando apostólicamente

  • en el propio ambiente familiar, social y profesional
  • en la UNER, en sus distintas ramas de adultos, jóvenes y niños
  • en la pastoral parroquial y diocesana, por medio de catequesis, animación litúrgica y acciones caritativas.

Con María, Madre, Maestra y Modelo , quieren tender puentes entre los hermanos. Acercarse a quienes necesitan LA VIDA para comunicársela, porque saben que el amor a los hermanos, especialmente a los más abandonados, es inseparable del amor a Dios y a la Eucaristía.