El Evangelio a la lámpara del Sagrario (domingo 11/11/2018, XXXII del Tiempo Ordinario)

Artículo publicado en revista El Granito de Arena de noviembre de 2018

Mc 12,38-44: Esta viuda pobre ha echado más que nadie

Pensamientos de san Manuel González para orar con las lecturas de este domingo.

«Chico es el Sagrario donde vivo en cada pueblo. ¡Chico por lo pobre y por lo abandonado! ¡Chico por el espacio que ocupan las especies tras las que me oculto! ¡Chico por el trato tan esquivo y ruin que me dan muchos en ellos! Y ¡lo que sale en cada minuto de esa Hostia chiquita para sus vecinos buenos y malos, cariñosos y ariscos! Cosa chica es una lágrima, una gota de sudor, una moneda de cinco céntimos, una crucecita de un minuto, un suspiro… ¡Chico es todo eso, es verdad! Pero si esa gota de lágrima es la que asoma a los ojos de alguien que me visita en mis soledades de Sagrario; si esa gota de sudor y esa palabra es del sacerdote apóstol, quizás de gentes que no quieren oírle; si esa moneda es la limosna callada de una pobre viuda; si esa crucecita es la cruz de la abnegación anónima o la pena silenciosamente sufrida del vencimiento interior de las almas en cruz, entonces ¡viene el milagro!, ¡la semilla mínima pasa a ser árbol grande!» (OO.CC. I, n. 596).

Recopilación: Sergio Pérez Baena, Pbro.

El Evangelio a la lámpara del Sagrario (domingo 4/11/2018, XXXI del Tiempo Ordinario)

Artículo publicado en revista El Granito de Arena de noviembre de 2018

Mc 12,28-34: Amarás al Señor, tu Dios. Amarás a tu prójimo

Pensamientos de san Manuel González para orar con las lecturas de este domingo.
«¿Por qué fue tan lejos en el amor? Jesús puede aniquilar a todos sus enemigos y a cada uno en el momento mismo en que le ultrajan, tanto en su vida mortal, como en su vida eucarística y no los aniquila. A la ejemplaridad del castigo repentino ha preferido, y ordinariamente prefiere, la ejemplaridad de su amor sin prisa en castigar al peor y más sañudo de sus enemigos. Ha venido a fundar un pueblo nuevo, un mundo nuevo, y la piedra que ha escogido para cimiento, y el aire y el agua y el alimento y el alma que lo conserven y dirija, ha querido que sea su “gran mandamiento”, su “mandamiento nuevo: Amaos los unos a los otros como yo os he amado…, amad a vuestros enemigos”. Por eso en ese mandamiento, no sólo enseñado y promulgado, sino vivido y practicado hasta lo inverosímil por Él, se condensa toda la doctrina y la vida del Maestro Jesús» (OO.CC. I, n. 346).

Recopilación: Sergio Pérez Baena, Pbro.

El Evangelio a la lámpara del Sagrario (Jueves 1/11/2018, solemnidad de todos los santos)

Artículo publicado en revista El Granito de Arena de noviembre de 2018

Mateo, 5 1-12: Alegraos y regocijaos porque vuestra recompensa será grande en el cielo

Pensamientos de san Manuel González para orar con las lecturas de este domingo.
«¡Cómo se me llenan el corazón de placer y los ojos de lágrimas de gratitud cuando os miro sentado en la montaña de las Bienaventuranzas, tendiendo vuestra vista por todos los espacios y tiempos, y os oigo anunciar la paga que reservabais para vuestros amigos y vuestros leales, para los que, a imitación vuestra, habrían de darse a Dios y por Dios a sus prójimos, y, como reina de todos ellos, para la más amiga, leal y unida a Vos, para la más generosa en dar y darse por Vos, vuestra Madre Inmaculada!: “Dad y se os dará… Dad abundantemente y se os echará en el seno una buena medida, apretada y bien colmada hasta que se derrame”» (OO.CC. I, n. 958).

Recopilación: Sergio Pérez Baena, Pbro.

El Evangelio a la lámpara del Sagrario (domingo 28/10/2018)

Artículo publicado en revista El Granito de Arena de octubre de 2018

Mc 10,46-52: Rabbuní, haz que recobre la vista

Pensamientos de san Manuel González para orar con las lecturas de este domingo.
«¡Cuántos, como el ciego de Jericó, deberían ponerse a orillas del camino por donde pasa Jesús y clamar como aquél: ¡Señor, que yo vea! ¡Ah, si vieran las maravillas de esos mundos de lo moral, de lo espiritual y de lo sobrenatural, que se esconden tras la corteza de estas cosas materiales que nos rodean! ¡Corazón bendito de Jesús, Luz de Luz, ten piedad de esas pobrecillas almas ciegas y a oscuras en medio de un mundo de maravillas y de luz! ¡Señor, que vean los que no ven, y que vean bien los que ven mal! ¡Señor, que veamos con los ojos cerrados!» (OO.CC. II, n. 3680).

Recopilación: Sergio Pérez Baena, Pbro.

El Evangelio a la lámpara del Sagrario (domingo 21/10/2018)

Artículo publicado en revista El Granito de Arena de octubre de 2018

Mc 10,35-45: El Hijo del hombre ha venido a dar su vida en rescate por muchos

Pensamientos de san Manuel González para orar con las lecturas de este domingo.
«Jesús ha mirado y oído a Salomé, ha recogido su deseo, pero ¡de qué modo más raro!, no le responde ni una palabra; se vuelve a Juan y Santiago y con ellos habla dejando a un lado a su madre. A éstos da una respuesta que más parece un reproche: «No sabéis lo que pedís», y en lugar de tronos y reinos y honores les habla del cáliz de su pasión, y los convida a beber de él. Los Zebedeos responden generosos, y la madre entre tanto, oye, calla, y… agradece. Sabe que la respuesta de Jesús, aun envuelta en un reproche, es la mejor respuesta a su oración porque es de Jesús» (SMG OOCC 950).

Recopilación: Sergio Pérez Baena, Pbro.

El Evangelio a la lámpara del Sagrario (domingo 14/10/2018)

Artículo publicado en revista El Granito de Arena de octubre de 2018

Mc 10,17-30: Vende lo que tienes y sígueme

Pensamientos de san Manuel González para orar con las lecturas de este domingo.
«De cinco jóvenes habla el Evangelio, y de ellos quiero para cada uno de vosotros, todos sus pros y ninguno de sus contras. Esos jóvenes del Evangelio, dos son muertos resucitados, uno de cuerpo, el hijo de la viuda de Naím y el otro de alma, el hijo pródigo; otros dos están vivos, ¡pero un poco enfermos!, uno es el hermano mayor del pródigo, hijo bueno pero refunfuñón y arisco con su padre y envidiosillo con su hermano y el otro joven rico bueno, porque cumple con los mandamientos desde niño, pero cobarde y apegado a sus riquezas; y el quinto joven, por último, sin contra ninguna y con innumerables pros, es Juan el apóstol» (OO.CC. II, n. 2818).

Recopilación: Sergio Pérez Baena, Pbro.

El Evangelio a la lámpara del Sagrario (domingo 7/10/2018)

Artículo publicado en revista El Granito de Arena de octubre de 2018

Mc 10,2-16: Lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre

Pensamientos de san Manuel González para orar con las lecturas de este domingo.

«Todos, lo mismo los que andan en su opulencia, como los sumergidos en el mar de las privaciones, los chicos y los grandes, los hombres y las mujeres, caminamos fatigosamente por la senda de la vida cargados con el fardo de una gran tristeza. Jesús, que en su vida de Sagrario ha tomado sobre sí el oficio de compañero de viaje de sus hermanos los hombres, ¡cuántas veces se asoma al camino por donde éstos pasan y de mil modos y maneras les pregunta: ¿Por qué estáis tristes? Y como toda tristeza supone algo que se echa de menos, ¡qué sensación de soledad y de desprecio sentirá su Corazón cuando oiga gritos de ¡más dinero!, ¡más placer!, ¡más honores!, ¡más vivir!, ¡más triunfar!, y ni uno sólo de ¡más Jesús! ¿Verdad, Compañero divino de la Hostia, que aquellos gritos te sonarán a aquel otro de Jerusalén: ¡Barrabás! ¡Barrabás! ¡Éste no!? Tú, en el Sagrario eres pureza, verdad, salud, poder, amor, vida, felicidad, gloria, y ¡no eres echado de menos por tus hermanos los heridos, los apesadumbrados, los oprimidos y los degradados por tantas lujurias, mentiras, enfermedades, impotencias, odios, muertes, desolaciones y remordimientos de infierno! Jesús no echado de menos por los tristes de la vida, ¡qué tristeza para tu Corazón!» (OO.CC. I, n. 965).

Recopilación: Sergio Pérez Baena, Pbro.

El Evangelio a la lámpara del Sagrario (domingo 30/9/2018)

Artículo publicado en revista El Granito de Arena de septiembre de 2018

Domingo 30 de septiembre: XXVI Tiempo Ordinario

Pensamientos de san Manuel González para orar con las lecturas de este domingo.

Mc 9,38-43. 45. 47-48: El que no está contra nosotros está a favor nuestro.

«Todos, lo mismo los que andan en su opulencia, como los sumergidos en el mar de las privaciones, los chicos y los grandes, los hombres y las mujeres, caminamos fatigosamente por la senda de la vida cargados con el fardo de una gran tristeza. Jesús, que en su vida de Sagrario ha tomado sobre sí el oficio de compañero de viaje de sus hermanos los hombres, ¡cuántas veces se asoma al camino por donde éstos pasan y de mil modos y maneras les pregunta: ¿Por qué estáis tristes? Y como toda tristeza supone algo que se echa de menos, ¡qué sensación de soledad y de desprecio sentirá su Corazón cuando oiga gritos de ¡más dinero!, ¡más placer!, ¡más honores!, ¡más vivir!, ¡más triunfar!, y ni uno sólo de ¡más Jesús! ¿Verdad, Compañero divino de la Hostia, que aquellos gritos te sonarán a aquel otro de Jerusalén: ¡Barrabás! ¡Barrabás! ¡Éste no!? Tú, en el Sagrario eres pureza, verdad, salud, poder, amor, vida, felicidad, gloria, y ¡no eres echado de menos por tus hermanos los heridos, los apesadumbrados, los oprimidos y los degradados por tantas lujurias, mentiras, enfermedades, impotencias, odios, muertes, desolaciones y remordimientos de infierno! Jesús no echado de menos por los tristes de la vida, ¡qué tristeza para tu Corazón!» (OO.CC. I, n. 965).

Recopilación: Sergio Pérez Baena, Pbro.

El Evangelio a la lámpara del Sagrario (domingo 23/9/2018)

Artículo publicado en revista El Granito de Arena de septiembre de 2018

Domingo 23 de septiembre: XXV Tiempo Ordinario

Pensamientos de san Manuel González para orar con las lecturas de este domingo.

Mc 9,30-37: El Hijo del hombre va a ser entregado Quien quiera ser el primero, que se haga servidor de todos

«¿Os explicáis ahora el misterio del abandono del Sagrario? ¿Veis por qué Jesús Evangelio no es conocido, Jesús Pan no es comido, Jesús Maná no es saboreado, Jesús Dios no es reverenciado, Jesús Providencia no es tenido en cuenta? Por esto sólo: Porque Jesús Modelo de caridad y humildad no es imitado. ¡Los hombres se obstinan en hacer lo contrario: Él ama a los demás hasta el anonadamiento de sí mismo! El hombre se ama a sí mismo hasta el aniquilamiento de los demás” (OO.CC. III, n. 4829).

Recopilación: Sergio Pérez Baena, Pbro.

El Evangelio a la lámpara del Sagrario (domingo 16/9/2018)

Artículo publicado en revista El Granito de Arena de septiembre de 2018

Domingo 16 de septiembre: XXIV Tiempo Ordinario

Pensamientos de san Manuel González para orar con las lecturas de este domingo.

Mc 8,27-35: Tú eres el Mesías. El Hijo del hombre tiene que padecer mucho

«Estas frases: esto no lo digo por ti, sino por el otro, si estuviera él delante, lo mismo se lo diría: si no fuera por la prudencia, yo le diría a él…, y otras parecidas y usadas hasta la saciedad, confirman la verdad de mi aserto. Resulta, pues, la conjugación enunciada: Yo soy… el número uno: tú eres, por condescendencia mía, el número dos, y él es… lo más malo del mundo; es decir, sobre él echo todo lo malo que me figuro no tener, y que te concedo no tengas tú. Así conjuga siempre nuestro amor propio. Señores: mucho cuidadito con estas conjugaciones. Hay que conjugar, no según la gramática parda del amor propio, sino según la gramática divina del amor del Corazón de Jesús. Que es precisamente una conjugación a la inversa» (OO.CC. II, n. 3447).

Recopilación: Sergio Pérez Baena, Pbro.