El Evangelio a la lámpara del Sagrario (23/6/19, Corpus Christi)

Artículo publicado en revista El Granito de Arena de junio de 2019

Lc 9,11b-17: Comieron todos y se saciaron

Pensamientos de san Manuel González para orar con las lecturas de este domingo.
«Adorando a Dios con rendimiento de alma y culto interno y externo con tanta mayor intensidad y reverencia, cuanto mayor ha sido su empeño en ocultarse y abreviarse en este sacramento. ¡Cómo está compendiado en la Eucaristía todo nuestro culto! En ella está Jesús Dios, término único de aquél; está Jesús hombre–sacerdote, el sujeto únicamente digno de ofrecerlo; y está Jesús, hombre–víctima, el homenaje único capaz de satisfacer a Dios. ¡Con qué verdad puede decir el sacerdote ante el Altar, tomando entre sus dedos a la Hostia consagrada, y colocándola sobre el Cáliz del Sacrificio: Por medio de Cristo, hombre- sacerdote; con Cristo Hombre–Víctima; en Cristo, Hijo de Dios en unidad del Padre y del Espíritu Santo. ¡Todo honor y gloria!» (OO.CC. III, n. 5225).

Recopilación: Sergio Pérez Baena, Pbro.

El Evangelio a la lámpara del Sagrario (16/6/19, Santísima Trinidad)

Artículo publicado en revista El Granito de Arena de junio de 2019

Jn 16,12-15: Lo que tiene el Padre es mío. El Espíritu recibirá y tomará de lo mío y os lo anunciará

Pensamientos de san Manuel González para orar con las lecturas de este domingo.
«Con esto pido al Padre Dios el modo mejor y más agradable de glorificarle a Él, o sea, que me conserve siempre en la vida sobrenatural de la gracia, que me ganó su divino Hijo en la cruz, por la cual todos mis actos buenos son meritorios de gloria eterna y que viviendo en su gracia llegue a una unión tan íntima con Él, que por ella mi alma sea transformada en Dios y sea movida en todo por la Trinidad Santísima, que reinará en mí sin encontrar resistencia» (OO.CC. II, n. 2634).

Recopilación: Sergio Pérez Baena, Pbro.

El Evangelio a la lámpara del Sagrario (9/6/19, Pentecostés)

Artículo publicado en revista El Granito de Arena de junio de 2019

Jn 20,19-23: Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo; recibid el Espíritu Santo

Pensamientos de san Manuel González para orar con las lecturas de este domingo.
«Si la Resurrección y la Ascensión, decía antes, son la acción de gracias del Padre por el sacrificio de su Hijo, el Sacerdote sumo, Pentecostés es la acción de gracias anticipada del mismo Padre celestial por las Misas que hasta la consumación de los siglos, se le han de ofrecer en la tierra por los sacerdotes, representantes y participantes del sacerdocio de su Hijo y repetidores del sacrificio por Él ofrecido en el altar de la Cruz. Si nada hay que dé tanta gloria a Dios como una Misa, nada hay que Él agradezca tanto. Y ¡qué espléndida acción de gracias! ¡Qué regalo tan de Dios agradecido! ¡Como que el regalo es nada menos que el mismo Espíritu Santo, el «Don de Dios Altísimo, ¡y quedaron todos llenos del Espíritu Santo!» (OO.CC. II, n. 2577).

Recopilación: Sergio Pérez Baena, Pbro.

El Evangelio a la lámpara del Sagrario (26/5/19, domingo VI de Pascua)

Artículo publicado en revista El Granito de Arena de mayo de 2019

Jn 14, 23-29:El Espíritu Santo os irá recordando todo lo que os he dicho

Pensamientos de san Manuel González para orar con las lecturas de este domingo.
«Alma, ése es tu Padre celestial, no ese Juez siempre espiando, ni ese Rey de perpetuo ceño duro, ni ese Señor envuelto en nubes y resplandores inaccesibles; ése es el Padre revelado y enseñado por mi Hijo en su Evangelio… Medítalo, trátalo así, métele en lo hondo de tu corazón, así, y verás cómo al miedo de Dios por tus miserias, que esteriliza y acobarda, reemplaza el temor filial de Dios que endereza y levanta; al escándalo y a la confusión por los triunfos aparentes de la impiedad sucede la confianza que agradece y marcha tranquila, que a las impaciencias turbadoras ante semillas frustradas, cultivos arrasados y cosechas malogradas, sigue la paz para comenzar cada mañana la labor dejada con tristeza la tarde antes, con la alegría de la mañana del día primero…» (OO.CC. I, n. 1212).

Recopilación: Sergio Pérez Baena, Pbro.

El Evangelio a la lámpara del Sagrario (19/5/19, domingo V de Pascua)

Artículo publicado en revista El Granito de Arena de mayo de 2019

Jn 12, 31-35: Os doy un mandamiento nuevo, que os améis unos a otros

Pensamientos de san Manuel González para orar con las lecturas de este domingo.
«¿Por qué fue tan lejos en el amor? Jesús puede aniquilar a todos sus enemigos y a cada uno en el momento mismo en que le ultrajan, tanto en su vida mortal, como en su vida eucarística y no los aniquila. A la ejemplaridad del castigo repentino ha preferido y ordinariamente prefiere, la ejemplaridad de su amor sin prisa en castigar al peor y más sañudo de sus enemigos. Ha venido a fundar un pueblo nuevo, un mundo nuevo, y la piedra que ha escogido para cimiento, y el aire y el agua y el alimento y el alma que lo conserven y dirija, ha querido que sea su “gran mandamiento”, su “mandamiento nuevo: Amaos los unos a los otros como yo os he amado…, amad a vuestros enemigos”. Por eso en ese mandamiento, no sólo enseñado y promulgado, sino vivido y practicado hasta lo inverosímil por Él, se condensa toda la doctrina y la vida del Maestro Jesús» (OO.CC. I, n. 346).

Recopilación: Sergio Pérez Baena, Pbro.

El Evangelio a la lámpara del Sagrario (12/5/19, domingo IV de Pascua)

Artículo publicado en revista El Granito de Arena de mayo de 2019

Jn 10, 27-30: Yo doy la vida eterna a mis ovejas

Pensamientos de san Manuel González para orar con las lecturas de este domingo.
«Siembra con singular complacencia tus Hostias en las almas de nosotros los sacerdotes y de nuestros seminaristas y no dejes de sembrar y cultivar hasta que coseches muchos sacerdotes-hostias, pastores buenos, prontos a dar la vida por sus ovejas. Pastores sin miedo a los lobos, olvidados de sí y con pasión y obsesión de salvar a sus ovejas… ¡Qué fuerza tienen las manos traspasadas por los clavos de la crucifixión para arrancar o borrar con su sangre los no de tu gran queja! ¡Sólo las Hostias aplacan a Dios, redimen a las almas y hacen felices a los hogares y a los pueblos!» (OO.CC. II, n. 2142).

Recopilación: Sergio Pérez Baena, Pbro.

El Evangelio a la lámpara del Sagrario (5/5/19, domingo III de Pascua)

Artículo publicado en revista El Granito de Arena de mayo de 2019

Jn 21,1-19: Jesús se acerca, toma el pan y se lo da, y lo mismo el pescado

Pensamientos de san Manuel González para orar con las lecturas de este domingo.
«¡Cómo se huele el aroma de esa unción en la escena en que Jesús resucitado provoca la triple protesta de amor de su apóstol contrito!: “Pedro, ¿me amas más que éstos?”. El Pedro de antes hubiera respondido súbito, impetuoso, arrogante: “Sí, más que éstos y más que el mundo entero te amo”. El Pedro de ahora, en lugar de arrogancias, pone lágrimas; en lugar de comparaciones y preferencias molestas, pone silencio, y en lugar de una rotunda afirmación, pone la humilde confesión de lo que guarda su corazón para Jesús: “Tú, que lo sabes todo, sabes que te amo”. Como si dijera: “Yo no sé nada. Tú, que lo sabes todo, conocerás si esto que tengo y siento en mi corazón es amarte más que todos”.
¡Cuántas veces, Señor del Sagrario, en el mismo momento de mis infidelidades y de mis pecados, mi conciencia intranquila recuerda a mi alma avergonzada la mirada triste, severa y dulce del ofendido Jesús!… Sin que yo vea tus ojos en tu Hostia callada, sé que se vuelven a mí y me miran… Y ¡pobre de mí! ¡cuántas veces he temido esa mirada tuya! ¡He dejado de ir al Sagrario! y, aun yendo, ¡he armado ruido con mis pasiones, he hecho violencia a mi corazón, a mi conciencia, a mi fe, a mi memoria, para que no me traigan ni recuerden tu mirada! ¡para obligarte a Ti a la violencia de dejar de mirarme!… ¡Con qué pena, Jesús, volverás en el silencio de los desprecios, a entornar tus párpados!» (OO.CC. I, nn. 1074-1075).

Recopilación: Sergio Pérez Baena, Pbro.

El Evangelio a la lámpara del Sagrario (28/4/19, domingo II de Pascua)

Artículo publicado en revista El Granito de Arena de abril de 2019

Fiesta de la Divina Misericordia: Jn 20, 19-31

Pensamientos de san Manuel González para orar con las lecturas de este domingo.«Jesucristo no es un accidente de las cosas ni es sólo una gran figura de la historia o de la religión, ni es un mero arreglador o regulador o hermoseador de algunos órdenes de la vida humana; Jesucristo es la Causa ejemplar por la que se ha hecho todo y todo se ha restaurado; es el Verbo «por quien se ha hecho todo» y es el Dios-Hombre que se ha dejado llevar a la Cruz para cumplir en ella su profecía y su programa de Redentor; «cuando yo sea levantado sobre la tierra, todo lo atraeré hacia Mí», no para otro fin sino el de «restaurarlo todo». Si, pues, todo, lo de arriba y lo de abajo, lo espiritual y lo terreno ha sido por Él hecho y por Él restaurado, todo, lo de la tierra y lo del cielo debe llevar impresa la huella de su planta, victoriosa de la nada, de su mano omnipotente y de su Corazón restaurador de infinita misericordia» (OO.CC. II, n. 2265).

Recopilación: Sergio Pérez Baena, Pbro.

El Evangelio a la lámpara del Sagrario (21/4/19, domingo de Pascua)

Artículo publicado en revista El Granito de Arena de abril de 2019

Jn 20, 1-9

Pensamientos de san Manuel González para orar con las lecturas de este domingo.«Jesucristo en la tierra, en su vida mortal como en su vida de Sagrario, es siempre el sembrador de la resurrección; en donde quiera que llega el aliento de su boca o el contacto de su mano allí queda siempre un germen de resurrección que florecerá en su día. Un alma que comulga, aunque sea una sola vez, una obra que se ha hecho con gracia de Jesucristo, una palabra que se ha pronunciado en nombre suyo, una lágrima que se haya derramado por Él, por el solo contacto que todo esto con Él ha tenido, ha quedado fecundado con semilla de inmortalidad. ¡Qué bella es mi fe y qué dilatados horizontes abre delante de mí!» (OO.CC. I, n. 1394).

Recopilación: Sergio Pérez Baena, Pbro.

El Evangelio a la lámpara del Sagrario (14/4/19, Domingo de Ramos)

Artículo publicado en revista El Granito de Arena de abril de 2019

Jn 22,14-23,56

Pensamientos de san Manuel González para orar con las lecturas de este domingo.
«Todos, lo mismo los que andan en su opulencia, como los sumergidos en el mar de las privaciones, los chicos y los grandes, los hombres y las mujeres, caminamos fatigosamente por la senda de la vida cargados con el fardo de una gran tristeza. Jesús, que en su vida de Sagrario ha tomado sobre sí el oficio de compañero de viaje de sus hermanos los hombres, ¡cuántas veces se asoma al camino por donde éstos pasan y de mil modos y maneras les pregunta: ¿Por qué estáis tristes? Y como toda tristeza supone algo que se echa de menos, ¡qué sensación de soledad y de desprecio sentirá su Corazón cuando oiga gritos de ¡más dinero!, ¡más placer!, ¡más honores!, ¡más vivir!, ¡más triunfar!, y ni uno sólo de ¡más Jesús! ¿Verdad, Compañero divino de la Hostia, que aquellos gritos te sonarán a aquel otro de Jerusalén: ¡Barrabás! ¡Barrabás! ¡Éste no!? Tú, en el Sagrario eres pureza, verdad, salud, poder, amor, vida, felicidad, gloria, y ¡no eres echado de menos por tus hermanos los heridos, los apesadumbrados, los oprimidos y los degradados por tantas lujurias, mentiras, enfermedades, impotencias, odios, muertes, desolaciones y remordimientos de infierno! Jesús no echado de menos por los tristes de la vida, ¡qué tristeza para tu Corazón!» (OO.CC. I, n. 965).

Recopilación: Sergio Pérez Baena, Pbro.