Lectura sugerida (diciembre 2020): Benedicto XVI. Una vida

Artículo publicado en la revista El Granito de Arena de diciembre de 2020.

Biografía de «la santidad hecha persona»

En febrero de 2013 Benedicto XVI anunciaba su renuncia al ministerio de obispo de Roma. Desde entonces, dos papas conviven en el Vaticano. En este contexto llega a nuestras manos la voluminosa biografía: Benedicto XVI, una vida, escrita por Peter Seewald, el periodista que mejor conoce a Joseph Ratzinger. Se publicó por primera vez el pasado mes de mayo en alemán y en octubre ha salido a la luz en castellano de la mano de ediciones Mensajero, que lo distribuye en España y Latinoamérica.

Benedicto XVI. Una vida

Autor: Peter Seewald
Año: 2020 – Páginas: 1184
Editorial: Mensajero
Formato: 15,50 x 24,00 cm
Precio: 30,00 € (COMPRA ON-LINE)

En los últimos años la Iglesia está viviendo una gran novedad. Con la renuncia del papa Benedicto XVI y el sucesivo nombramiento del papa Francisco, el Vaticano lleva más de siete años hospedando simultáneamente a dos papas.

El 11 de febrero de 2013 Benedicto XVI dio un gran paso en la historia de la Iglesia; presentaba su renuncia al ministerio petrino con estas palabras: «Después de haber examinado ante Dios reiteradamente mi conciencia, he llegado a la certeza de que, por la edad avanzada, ya no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino. Soy muy consciente de que este ministerio, por su naturaleza espiritual, debe ser llevado a cabo no únicamente con obras y palabras, sino también y en no menor grado sufriendo y rezando. Sin embargo, en el mundo de hoy, sujeto a rápidas transformaciones y sacudido por cuestiones de gran relieve para la vida de la fe, para gobernar la barca de san Pedro y anunciar el Evangelio es necesario también el vigor tanto del cuerpo como del espíritu, vigor que, en los últimos meses, ha disminuido en mí de tal forma que he de reconocer mi incapacidad para ejercer bien el ministerio que me fue encomendado. Por esto, siendo muy consciente de la seriedad de este acto, con plena libertad, declaro que renuncio al ministerio de Obispo de Roma, Sucesor de san Pedro, que me fue confiado».

Y desde el 13 de marzo la Iglesia es guiada por el nuevo Sucesor del Apóstol Pedro, el papa Francisco. Él es actualmente nuestro Vicario de Cristo. Ello no obsta para reconocer que Benedicto XVI sigue siendo un referente ineludible. En una reciente entrevista, concedida al periodista Gian Marco Chiocci, así lo manifestaba el mismo papa Francisco: «Para mí Benedicto es un padre y un hermano, le escribo “filial y fraternalmente”… Benedicto es un buen hombre, es la santidad hecha persona» (Agencia Adnkronos, 30/10/2020).

Además, en diversas ocasiones, nos ha hablado así de él: «La profundidad del pensamiento de Joseph Ratzinger, sólidamente basado en la Escritura y en los Padres, y siempre alimentado por la fe y la oración, nos ayuda a permanecer abiertos al horizonte de la eternidad, dando sentido también a nuestras esperanzas y a nuestros esfuerzos humanos. El suyo es un pensamiento y un magisterio fecundo, que ha sabido concentrarse en las referencias fundamentales de nuestra vida cristiana, la persona de Jesucristo, la caridad, la esperanza y la fe. Y toda la Iglesia le estará siempre agradecida» (Discurso, 26/11/2016).

«El suyo es un espíritu que mira con conciencia y con valor a los problemas de nuestro tiempo, y sabe cómo conseguir de la escucha de las Escrituras en la tradición viva de la Iglesia la sabiduría necesaria para entablar un diálogo constructivo con la cultura actual» (Discurso, 17/11/2018).

Edición española del libro
Así presenta el Grupo de Comunicación Loyola, al que pertenece ediciones Mensajero, la nueva biografía de Benedicto XVI: «En este nuevo libro, Peter Seewald, el periodista que más conoce la figura de Joseph Ratzinger / Benedicto XVI realiza un recorrido pormenorizado y veraz de la trayectoria vital, teológica y eclesial del papa emérito. A través de muchas entrevistas con él y con diversos testigos y personas cercanas al pontífice, ha podido ahondar en su personalidad, en las vicisitudes dramáticas de su vida, y llegar a conclusiones sorprendentes, manteniendo siempre la distancia crítica y la imparcialidad».

Por otra parte, el autor, a través de muchas entrevistas con él y con diversos testigos y personas cercanas al pontífice, ha podido ahondar en su personalidad, en las vicisitudes dramáticas de su vida, y llegar –mediante la reconstrucción de fracturas como los casos Williamson y Vatileaks– a conclusiones sorprendentes, manteniendo siempre la distancia crítica y la imparcialidad.

Para presentarlo, el pasado 10 de noviembre, el Grupo de Comunicación Loyola organizó un encuentro on–line en el que intervinieron: D. Luis Argüello, obispo auxiliar de Valladolid y secretario general de la CEE, y D. Antonio Pelayo, sacerdote y corresponsal de Antena 3 en el Vaticano, y fue coordinado por la periodista Mª Ángeles Fernández, directora del programa «Últimas preguntas» de TVE. También dirigió un saludo el P. José Mª Rodríguez Olaizola, s.j., quien compartió la satisfacción del Grupo de Comunicación Loyola por esta publicación, una publicación que encierra una gran riqueza, pues da a conocer al biografiado, pero también la historia de la Iglesia en el siglo XX e inicios del XXI, lo cual ilumina las encrucijadas que hemos de afrontar en el momento actual.

En un principio, D. Luis comentó que este libro, además de leerse bien, es un libro que empuja a leer otros muchos libros de diversos autores, empezando por san Agustín. Posteriormente destacó que esta biografía nos permite reconocer su gran humildad en poner a disposición de la Iglesia todo lo que es.

Por su parte, D. Antonio Pelayo comenzó compartiendo los momentos en que asistió a la presentación de documentos realizada por el cardenal Ratzinger, recordando su rigor y su claridad, lo cual facilitaba la comprensión. Asimismo, en el trato personal, era un hombre de gran sencillez. Luego destacó que el recorrido por la vida de Benedicto revela una fe colosal y el deseo de servir siempre a la Iglesia. Este texto, además, contribuye a disipar las malas interpretaciones que con frecuencia los medios de comunicación han difundido sobre él. También subrayó su extraordinaria coherencia: «dice lo que piensa y hace lo que dice», y siempre mantiene una actitud de diálogo con todos, más allá de las diferencias.

Significativas fueron las palabras de Mª Ángeles; confesó que, a pesar de ser un personaje público desde hace varias décadas, al leer este libro se tiene la impresión de que sigue siendo «el gran desconocido». También puso de relieve que ha descubierto a una persona cercana, que escucha, que escucha muchísimo a todo el mundo.

Finalmente, al ser preguntados acerca de cuál creen que es el legado que nos deja Benedicto XVI, D. Luis Argüello respondió que «su amor a la Palabra de Dios, a la tradición de la Iglesia y a la liturgia», así como la importancia que da al «diálogo fe y razón» en la búsqueda de la verdad. Para D. Antonio Pelayo es destacable como legado su voluntad de reforma de la Iglesia, la importancia del discernimiento y el sufrimiento, inevitable en todo proceso de reforma. Mª Ángeles, de un modo más personal, reconoció como su legado la llamada que ha hecho a la libertad de la persona, una libertad posible desde el encuentro personal con Dios.

Esta misma pregunta se la dirigieron al autor, Peter Seewald, que respondió: «La historia juzgará la importancia de Benedicto XVI, más allá de nuestro tiempo. Puedo imaginar que un día veremos en él al maestro eclesiástico de la modernidad, un hombre cuyo trabajo será una ayuda esencial para reconocer los errores de nuestro tiempo y un elemento indispensable para la reconstrucción de la Iglesia. Una cosa es cierta, ha llevado al papado a una nueva era, y como constructor de puentes entre lo viejo y lo nuevo ha marcado un nuevo rumbo. Sería fatal para la Iglesia y el mundo ignorar su palabra».

El autor
Señalaba más arriba que Peter Seewald (1954, Bochum, Alemania Occidental) sin duda es el periodista que mejor conoce al papa Benedicto XVI. Recordar cómo se conocieron y la amistad que de ahí brotó, es un valor añadido a esta biografía. No podemos olvidar, además, las varias publicaciones fruto de los numerosos encuentros que han tenido durante más de veinte años.

Como él mismo ha compartido, Seewald entrevistó por primera vez al entonces cardenal Ratzinger en noviembre de 1992. En ese momento acudió al encuentro con una imagen de él bastante distorsionada, condicionado en parte por la etiqueta peyorativa que los medios de comunicación le habían colgado. Sin embargo, pronto descubrió la increíble calidad humana, espiritual e intelectual de este hombre. Y no solo eso, afirmará: «Ese fue el comienzo de un proceso que iba a cambiar mi vida».

Sucesivamente se multiplicaron los encuentros y largas conversaciones. Fruto de ello hemos ido recibiendo los conocidos libro–entrevista: La sal de la tierra (1996), Dios y el mundo (2000), Luz del mundo (2010) y Últimas conversaciones (2016). A los que hay que añadir dos breves biografías: Una vida para la Iglesia (2005) y Benedicto XVI, una mirada cercana (2005).

Ahora tal vez recibimos el colofón, esta gran biografía. Aunque teniendo en cuenta que concluye con su renuncia al ministerio petrino en 2013, y el biografiado aún está entre nosotros, no es aventurado esperar en el futuro algo más.

Ana Mª Fernández, m.e.n.
Publicado en El Granito de Arena, Lectura sugerida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *