El Evangelio a la lámpara del Sagrario (26/4/20, Domingo III de Pascua)

Artículo publicado en revista El Granito de Arena de abril de 2020

Lc 24,13-35: Lo reconocieron al partir el pan

Pensamientos de san Manuel González para orar con las lecturas de este domingo.

«Practicar obras de caridad y misericordia con rectitud de intención, o sea, mirando más al gusto de Jesús que a la misma necesidad socorrida, es excelentísimo modo de orar. Y de ese modo terminó la oración de los discípulos, a saber: ejerciendo la caridad de admirable manera. “En esto llegaron –dice el evangelista– cerca de la aldea a donde iban, y Él hizo ademán de pasar adelante. Mas le detuvieron por fuerza, diciendo: «Quédate con nosotros, porque ya es tarde, y ya va el día de caída». Entró, pues, con ellos…”. ¡Qué gradación! El orar echando de menos a Jesús lo invita a acercarse. El orar hablando afanosamente y cariñosamente de Él y con Él lo invita a hablar y a acompañar, pero veladamente. El orar obrando el gran mandamiento de Jesús, el amarse los unos a los otros, y con la delicada insistencia del «quédate con nosotros, que ya es tarde», lo obliga a entrar y a quedarse y a comer con ellos y a darse a conocer… ¡Bendita y mil veces bendita virtud de la oración, que has trocado las negruras de la incredulidad y las amarguras de la desilusión en las claridades y dulzuras de la vista, posesión e intimidad de Jesús resucitado!» (OO.CC. I, n. 975-976).

Recopilación: Sergio Pérez Baena, Pbro.
Publicado en El Evangelio a la lámpara del Sagrario, El Granito de Arena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *