El Evangelio a la lámpara del Sagrario (2/2/20, Presentación del Señor)

Artículo publicado en revista El Granito de Arena de febrero de 2020

Lc 2,22-40: Mis ojos han visto a tu Salvador

Pensamientos de san Manuel González para orar con las lecturas de este domingo
«Allí, Simeón, el vidente de Dios, llama al Niño presentado, luz de las gentes y gloria del pueblo de Israel, puesto para la ruina y resurrección de muchos y blanco de la contradicción de los hombres. Aquí, ¡qué bien se traducen en hermosas realidades las bellas profecías del vidente del templo!: Hostia inmaculada, oblación para la Santísima Trinidad, honor de los santos, redención y perdón de los innumerables pecados, ofensas y negligencias nuestras, alabanza y gloria de Dios y utilidad de toda la Iglesia». Allí y aquí, en la presentación del templo de Jerusalén y en el ofertorio de las Misas cristianas, no hay más camino abierto ni más orientación recibida que los expresados por estas dos palabras de la liturgia católica: Ofertorio, oblata… Esto es, por aquí se va al Calvario» (OO.CC. II, n. 2458).

Recopilación: Sergio Pérez Baena, Pbro.
Publicado en El Evangelio a la lámpara del Sagrario, El Granito de Arena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *