El Evangelio a la lámpara del Sagrario (19/1/20, II del Tiempo ordinario)

Artículo publicado en revista El Granito de Arena de enero de 2020

Mt 1,29-34: Este es el cordero de Dios, que quita el pecado del mundo

Pensamientos de san Manuel González para orar con las lecturas de este domingo
«¡He aquí el Cordero de Dios!… Con ese nombre lo presenta y lo da a comer el sacerdote a los fieles. ¡La Hostia! ¡Glorificadora y aplacadora de Dios y divinizadora de los hombres! Alma, he ahí el principio y el camino y el término de tu Comunión. El principio, porque eso es lo que comes, a Jesús glorioso en estado de Hostia… El camino, porque como se te ha dado esa Hostia como alimento, y como alimento que debe tomarse muchas veces, mientras no cortes la digestión por el pecado mortal, en tu pensamiento, en tu voluntad, en tus facultades y sentidos y fuerzas todas se está elaborando día por día de modo misterioso, pero constante y cierto, la asimilación a Jesús-Hostia. Es decir, que cada día de tu vida de la tierra que comulgas pueden decir tu entendimiento y tu voluntad y todo tu ser: hoy nos parecemos a Jesús-Hostia gloriosa más que ayer, o esto otro: hoy estamos más redimidos, más llenos de redención que ayer» (OO.CC. I, n. 1160).

Recopilación: Sergio Pérez Baena, Pbro.
Publicado en El Evangelio a la lámpara del Sagrario, El Granito de Arena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *