El Evangelio a la lámpara del Sagrario (17/11/19, XXXIII del Tiempo Ordinario )

Artículo publicado en revista El Granito de Arena de noviembre de 2019

Lc 21,5-19: Con vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas

Pensamientos de san Manuel González para orar con las lecturas de este domingo.
«A la fe que vacila en la tempestad: “Yo soy, no temáis”. Al valor que tiembla: “En el mundo padeceréis opresiones; pero confiad: Yo he vencido al mundo”. A los que buscaban de Él solo cosas materiales: “Yo soy el Pan de vida: el que viene a Mí no tendrá hambre”. A los cobardes y egoístas seguidores del mundo: “No puede el mundo odiaros; a Mí me odia porque doy testimonio de que sus obras son malas”. A la adúltera arrepentida: “Mujer, ¿en dónde están los que te acusaban? ¿Nadie te ha condenado?…Yo tampoco te condenaré”. Y omitiendo centenares de casos, ¡qué contraste tan solemne entre Lázaro sepultado y Jesús diciendo ante su sepulcro: “Yo soy la resurrección y la vida… ¡Lázaro, sal fuera!”, y entre tantos paralíticos y muertos, Jesús exclamando: “Yo te digo: levántate y anda”, y entre los rugidos de la envidia de los fariseos y los temblores de la cobardía de Pilatos preguntando: ¿Tú eres rey?, la serena majestad de Jesús diciendo: “Tú lo has dicho: Rey soy Yo”. Entre los hombres ¡cuántas veces el “yo soy… yo digo…”, es la fórmula de las bonitas mentiras, de la vanidad y del orgullo! En la boca de Jesús es la expresión majestuosa de la Verdad y del Poder de Dios enseñando y redimiendo a los hombres» (OO.CC. I, n. 1592-1593).

Recopilación: Sergio Pérez Baena, Pbro.
Publicado en El Evangelio a la lámpara del Sagrario, El Granito de Arena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *