El Evangelio a la lámpara del Sagrario (11/8/19, XIX del Tiempo Ordinario )

Artículo publicado en revista El Granito de Arena de julio-agosto de 2019

Lc 12,32-48: Lo mismo vosotros, estad preparados

Pensamientos de san Manuel González para orar con las lecturas de este domingo.

«A Jesús, como Juez, se le supone siempre lejano; a Jesús como Amigo se le ve encima. Jesús Juez impone la terrible obligación y necesidad de la cuenta estrechísima de toda nuestra vida, es verdad; pero, por funesta ilusión que nos hacemos de que lo lejano no va a llegar nunca, esa obligación de la cuenta total nos pesa y aterra menos que la que nos impone en cada hora del día presente la fidelidad a la amistad de Jesús. Ante el Juez lejano engañamos y adormecemos nuestra conciencia diciéndole: “Ya me arrepentiré y me haré bueno”. Ante el Amigo de cada minuto, del Sagrario, no hay más remedio que o serle fiel al minuto o evitar su amistad, no darse por enterado de ella… Y esto ¿no es huir de Jesús Amigo más que de Jesús Juez? ¡Pobre Amigo Jesús!» (OO.CC. II, n. 3044).

Recopilación: Sergio Pérez Baena, Pbro.
Publicado en El Evangelio a la lámpara del Sagrario, El Granito de Arena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *