El Evangelio a la lámpara del Sagrario (23/6/19, Corpus Christi)

Artículo publicado en revista El Granito de Arena de junio de 2019

Lc 9,11b-17: Comieron todos y se saciaron

Pensamientos de san Manuel González para orar con las lecturas de este domingo.
«Adorando a Dios con rendimiento de alma y culto interno y externo con tanta mayor intensidad y reverencia, cuanto mayor ha sido su empeño en ocultarse y abreviarse en este sacramento. ¡Cómo está compendiado en la Eucaristía todo nuestro culto! En ella está Jesús Dios, término único de aquél; está Jesús hombre–sacerdote, el sujeto únicamente digno de ofrecerlo; y está Jesús, hombre–víctima, el homenaje único capaz de satisfacer a Dios. ¡Con qué verdad puede decir el sacerdote ante el Altar, tomando entre sus dedos a la Hostia consagrada, y colocándola sobre el Cáliz del Sacrificio: Por medio de Cristo, hombre- sacerdote; con Cristo Hombre–Víctima; en Cristo, Hijo de Dios en unidad del Padre y del Espíritu Santo. ¡Todo honor y gloria!» (OO.CC. III, n. 5225).

Recopilación: Sergio Pérez Baena, Pbro.
Publicado en El Evangelio a la lámpara del Sagrario, El Granito de Arena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *