El Evangelio a la lámpara del Sagrario (9/6/19, Pentecostés)

Artículo publicado en revista El Granito de Arena de junio de 2019

Jn 20,19-23: Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo; recibid el Espíritu Santo

Pensamientos de san Manuel González para orar con las lecturas de este domingo.
«Si la Resurrección y la Ascensión, decía antes, son la acción de gracias del Padre por el sacrificio de su Hijo, el Sacerdote sumo, Pentecostés es la acción de gracias anticipada del mismo Padre celestial por las Misas que hasta la consumación de los siglos, se le han de ofrecer en la tierra por los sacerdotes, representantes y participantes del sacerdocio de su Hijo y repetidores del sacrificio por Él ofrecido en el altar de la Cruz. Si nada hay que dé tanta gloria a Dios como una Misa, nada hay que Él agradezca tanto. Y ¡qué espléndida acción de gracias! ¡Qué regalo tan de Dios agradecido! ¡Como que el regalo es nada menos que el mismo Espíritu Santo, el «Don de Dios Altísimo, ¡y quedaron todos llenos del Espíritu Santo!» (OO.CC. II, n. 2577).

Recopilación: Sergio Pérez Baena, Pbro.
Publicado en El Evangelio a la lámpara del Sagrario, El Granito de Arena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *