El Evangelio a la lámpara del Sagrario (3/2/19, domingo IV del Tiempo Ordinario)

Artículo publicado en revista El Granito de Arena de febrero de 2019

Lc 4, 21-30: Jesús, como Elías y Eliseo, no solo es enviado a los judíos

Pensamientos de san Manuel González para orar con las lecturas de este domingo.

«Pero aun entre los mismos buenos buscadores, ¡qué pocos del todo buenos y rectos buscadores! Es decir, ¡Qué pocos buscadores de «sólo su Corazón»! Me explicaré. Veo en el Evangelio a unos buscar la «mano» de Jesús, como los que le pedían que la posara sobre sus cabezas o sus ojos o sus dolencias para que los curara. Veo a otros buscar el «prestigio» de Jesús como sus paisanos de Nazaret pidiéndole prodigios para no ser menos que los de Cafarnaúm. Veo a éstos buscar el «poder» de Jesús para recrearse en el espectáculo de grandes milagros, como los curiosos que se le acercaban diciéndole: «queremos verte hacer un milagro». Veo a aquéllos buscar los «dineros» de Jesús para robárselos como Judas. Pero ¡a qué pocos veo buscando su Corazón! ¡Sólo su Corazón!» (OO.CC. I, n. 247).

Recopilación: Sergio Pérez Baena, Pbro.
Publicado en El Evangelio a la lámpara del Sagrario, El Granito de Arena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *