Cartelera recomendada (enero 2019): Brain on fire

Artículo publicado en la revista El Granito de Arena de enero de 2019.

La bondad resplandece ante la adversidad

Basada en hechos reales, Brain on Fire es la versión cinematográfica de la novela autobiográfica que Susana Cahalan, la protagonista, escribió en 2012. La película, al igual que el libro, cuenta la lucha de Susana contra la rara enfermedad autoinmune que padeció.

Brain on fire

Duración: 88 minutos · Año: 2016
País: Estados Unidos · Género: Cine biográfico
Director: Gerard Barrett
Reparto: M Chloë Grace Moretz , Jenny Slate, Thomas Mann, Carrie-Anne Moss
Guión: Libro autobiográfico de Susannah Cahalan
Dónde verla: Netflix

Gracias a su historia y a su testimonio, han sido ya muchos los casos similares que han podido tener un rápido diagnóstico y un adecuado tratamiento, permitiendo, así, que muchas personas que padecen esta enfermedad sigan disfrutando de una buena calidad de vida.

Susana es una joven periodista que, a sus 24 años, ya ha conseguido su gran sueño: trabajar para uno de los periódicos más conocidos de la ciudad, el New York Post. Pero esta fascinante vida se trunca de repente con la aparición de unos síntomas que, aparentemente, llevan a pensar en una enfermedad psiquiátrica: vista nublada, mareos, alucinaciones, convulsiones. A medida que las semanas pasan, Susana visita a un médico tras otro en busca de un diagnóstico que parece esquivarla. Pero su condición empeora y rápidamente se mueve de la violencia a la catatonia.

Aunque la película no trata de forma explícita y directa temas cristianos, podemos encontrar en ella actitudes y valores que nos ayudan a vivir una verdadera vida evangélica. Si nos detenemos en los detalles, comprobamos que la película nos habla de fidelidad, de comprensión, de amor y de entrega ante una situación difícil y compleja.

En en film se reflejan con detalle el drama que atraviesan las familias ante enfermedades de difícil diagnóstico y la importancia del apoyo recíproco que pueden y deben ofrecerse unos a otros. Es el amor que sienten hacia Susana lo que lleva a sus padres y amigos a permanecer a su lado, luchando ante aquello en lo que creen que se puede hacer algo más. Por ello, la película nos puede hacer pensar en nuestra actitud ante las dificultades y dirigir nuestra mirada agradecida hacia aquellos que, en esos momentos, permanecen a nuestro lado.

Por otra parte, nos hace pensar en la labor de los profesionales de la medicina y a valorar el arduo y tenaz trabajo de aquellos que, por amor a su vocación y a la persona humana, buscan, de manera infatigable, una solución eficaz para sus pacientes.

En definitiva, la película nos muestra la importancia de implicarse y así ayudar a quienes lo necesitan, poniendo al servicio tiempo, talento y conocimientos. Dios cuenta también con nosotros, en el presente, para que respondamos con bondad ante quienes nos necesitan y nos esforcemos por aportar, con valentía y generosidad, aquello que puede contribuir a que todos tengamos la vida en abundancia que Dios quiere regalarnos.

Ana Mª Cayuso Prados, m.e.n.
Publicado en Cartelera recomendada, El Granito de Arena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *