El Evangelio a la lámpara del Sagrario (domingo 30/9/2018)

Artículo publicado en revista El Granito de Arena de septiembre de 2018

Domingo 30 de septiembre: XXVI Tiempo Ordinario

Pensamientos de san Manuel González para orar con las lecturas de este domingo.

Mc 9,38-43. 45. 47-48: El que no está contra nosotros está a favor nuestro.

«Todos, lo mismo los que andan en su opulencia, como los sumergidos en el mar de las privaciones, los chicos y los grandes, los hombres y las mujeres, caminamos fatigosamente por la senda de la vida cargados con el fardo de una gran tristeza. Jesús, que en su vida de Sagrario ha tomado sobre sí el oficio de compañero de viaje de sus hermanos los hombres, ¡cuántas veces se asoma al camino por donde éstos pasan y de mil modos y maneras les pregunta: ¿Por qué estáis tristes? Y como toda tristeza supone algo que se echa de menos, ¡qué sensación de soledad y de desprecio sentirá su Corazón cuando oiga gritos de ¡más dinero!, ¡más placer!, ¡más honores!, ¡más vivir!, ¡más triunfar!, y ni uno sólo de ¡más Jesús! ¿Verdad, Compañero divino de la Hostia, que aquellos gritos te sonarán a aquel otro de Jerusalén: ¡Barrabás! ¡Barrabás! ¡Éste no!? Tú, en el Sagrario eres pureza, verdad, salud, poder, amor, vida, felicidad, gloria, y ¡no eres echado de menos por tus hermanos los heridos, los apesadumbrados, los oprimidos y los degradados por tantas lujurias, mentiras, enfermedades, impotencias, odios, muertes, desolaciones y remordimientos de infierno! Jesús no echado de menos por los tristes de la vida, ¡qué tristeza para tu Corazón!» (OO.CC. I, n. 965).

Recopilación: Sergio Pérez Baena, Pbro.
Publicado en El Evangelio a la lámpara del Sagrario, El Granito de Arena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *