El Evangelio a la lámpara del Sagrario (domingo 10/6/2018)

Artículo publicado en la revista El Granito de Arena de junio de 2018.

Con oído atento y corazón disponible

«Orar es hablar de amistad con quien sabemos nos ama», afirmaba santa Teresa de Jesús. Parece una fórmula sencilla –hablar, ¡y con un amigo!– pero no siempre se piensa en la oración con tal simplicidad. San Manuel lo comprendió así e invitó a hacerlo asiduamente, sobre todo a la luz de la lámpara del Sagrario. Hablando con este amigo, escuchando en su Palabra viva en la Biblia, podemos estar a solas con quien nos ama hasta el extremo.


Domingo 10 de junio
Domingo X Tiempo Ordinario.
Mc 3,20-35: Satanás está perdido

«De modo que, ¿queréis de verdad salvar vuestra alma y ser santos? Pues mirad a qué se reduce todo: a santificar el minuto presente con el cumplimiento de la voluntad de Dios. Mirad si esto es fácil y cómodo; no hay que preocuparse de lo que se hará mañana o luego, basta con que os ocupéis del minuto presente. ¿Qué me pide Dios en este minuto? ¿Escribir? Pues escribiendo bien me voy salvando y haciendo santo. ¿Orar? ¿Leer? ¿Comer? ¿Pasear? ¿Recrearme? Pues orando, leyendo, comiendo, paseando y recreándome bien, en ese minuto voy por buen camino. ¿Que eso es muy poco? Pues ahí de la utilidad de saber sumar; cada minuto en sí mismo bien poca cosa es» (OO.CC. II, n. 3539).

Recopilación: Sergio Pérez Baena, Pbro.
Publicado en El Evangelio a la lámpara del Sagrario, El Granito de Arena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *