Lectura sugerida (marzo 2018)

Artículo publicado en la revista El Granito de Arena de marzo de 2018.

Desde el fondo de uno mismo

Prologado por el teólogo y amigo Xabier Pikaza y presentado por autores de renombre como Pablo D´Ors, el hermano benedictino David Steindl-Rast o el sacerdote jesuita Javier Melloni, Claves para saborear la vida es, también, un libro con carácter solidario, ya que parte de sus beneficios irán destinados a la Asociación Pintando Cimas.

Claves para saborear la vida
Subtítulo: Experiencias desde una intimidad desbordada
Autor: José Chamorro García
Año: 2017
Editorial: San Pablo Comunicación
Páginas: 320
Formato: 14,5 x 21,5 cm
Precio: 15,90 €

El subtítulo nos da la clave del contenido: se trata de experiencias desde una intimidad desbordada donde afirma que la espiritualidad es el fondo desde el que se levantan todos los aspectos de la vida, el sustrato desde el que brota lo mejor que llevamos dentro, esa capacidad para darnos y abrirnos a la vida de los demás, esa apertura a lo más genuino que posee la vida en todos sus aspectos (cf. p. 31).

La presente obra se compone de 73 reflexiones, repartidas en tres partes que responden a sendos ámbitos que el autor considera que el ser humano participa en la vida al tiempo que se juega a sí mismo: 1º Desde uno mismo, 2º desde los demás y 3º desde lo espiritual (la propia interioridad, el otro –social y ecológico y Aquel que habita en lo hondo, que lo inunda todo y que Jesús llama el Abbá). Ofrece preguntas concretas, meditaciones, que provocan al lector y no lo dejan indiferente a ninguna de las dimensiones en las que acontece la historia personal más concreta de cada uno.

En el conjunto de sus reflexiones contiene meditaciones evangélicas, experiencias de cómo ve la vida y lo que nos rodea, cómo hace lectura, por ejemplo, de varias películas como Titanic, Matrix, The Dark Knight rises (Detrás de la máscara) o Kárate Kid. Todas ellas con sus variadas historias, que de un modo y otro están basadas en realidades concretas. El autor nos ayuda a reflexionar y ver los trasfondos. «Solo quien es capaz de sorprenderse, de admirarse y maravillarse en el discernimiento cotidiano está preparado para escuchar a Dios, ya que su mensaje siempre es novedad, en la misma medida en que descubrimos que cada amanecer es y será diferente de los otros» (p. 285).

Nos habla de la gratuidad, de la vida con minúscula ante la Vida con mayúscula, porque está convencido de que «la presencia viva de la Vida es una realidad a la que toda persona tiene acceso» (p. 289).

Chamorro afirma que «el amor es la razón fundamental de la vida, la máscara con la que Dios se disfraza para visitar el corazón del hombre, el pseudónimo que utiliza para participar en la historia, desde el principio de los siglos» (p. 286) y nos cuestiona sin tapujos observando cómo la mayoría de las ocasiones vivimos de espaldas a esa vida que pone a Dios como el Único que plenifica en abundancia, que empapa nuestro ser más profundo. Nos quedamos en la periferia de nuestra interioridad, en la primera de las muchas capas que configuran nuestro carácter, escuchando nuestros propios cantos de sirena y cayendo frecuentemente en la autocomplacencia y vanagloria que conllevan los deberes eclesiásticos bien hechos, es decir, una vida devocional insulsa y carente de poder transformador, que supone el encuentro con el Amado. No podemos olvidar que todo encuentro es siempre transformador, ¡cuánto más no lo será si se trata de Aquel que nos llama!

Que a través de estas pinceladas que ofrecemos nos sintamos invitados a la lectura de este apasionante libro e impulsados para vivir en clave eucarística nuestro día a día, porque, como dice José Chamorro, «solo cuando la persona derrama lo mejor de sí misma, entonces se puede afirmar que se dona en la gratuidad de su propia existencia» (p. 307).

Mª del Valle Camino Gago, m.e.n.

Pinceladas sobre el autor
Robert P. Imbelli nació el 8 de enero de 1939, en Nueva York y actualmente es sacerdote de esa archidiócesis. Estudió en Roma durante el Concilio Vaticano II y fue ordenado allí en 1965. Obtuvo la licenciatura en Teología por la Universidad Gregoriana y el doctorado en Teología Sistemática por la Universidad de Yale. Ha sido profesor en el seminario de la archidiócesis de Nueva York y en la escuela de teología de Maryknoll. Entre 1986 y 2013 enseñó Teología Sistemática en el Boston College, del que actualmente es profesor emérito asociado. Algunos de sus artículos más renombrados son: La fe que estamos llamados a mantener… y difundir (2007); Encarnación y Eucaristía (2009); Paolo VI y Benedetto XVI: la matriz de la doctrina social (2009) y Testigos valientes (2010).

Publicado en El Granito de Arena, Lectura sugerida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *