Cartelera recomendada (marzo 2017)

Artículo publicado en la revista El Granito de Arena de marzo de 2017.

En perspectiva vocacional

Alec es un ingeniero mecánico inglés incapaz de poner en orden su vida. Cuando su tienda de reparación de aparatos electrónicos está a punto de quebrar, un familiar que nunca supo que tenía se ofrece a solucionar sus problemas.

Lo que de verdad importa

Duración: 113 minutos
Año: 2016
País: Estados Unidos
Género: Drama, comedia, realismo mágico
Director: Paco Arango
Actores: Oliver Jackson-Cohen, Camilla Luddington, Jonathan Pryce, Jorge García

Alec, por su parte, deberá trasladarse un año a Canadá, el lugar de origen de sus antepasados. Allí descubrirá que a su alrededor comienzan a suceder las cosas más incomprensibles. Enfrentarse a sí mismo, a su pasado, a su vida y, sobre todo, al don que nunca supo que tenía, inspirará a las personas que le rodean a creer en algo más allá de lo que se puede explicar. Algo solo comprensible desde la fe.

El film de Paco Arango, que también dirigió Maktub en 2011, vuelve a mostrar la implicación de este director en la ayuda a los niños con cáncer y lo hace de forma amena y realista, animando a la sonrisa y a la solidaridad. En efecto, el 100% de lo recaudado en cines está destinado a fundaciones con este fin.

La historia está cargada de metáforas e imágenes que nos ayudan a pensar en nuestra propia historia, nuestra vida y los dones que hemos recibido. También está llena de menciones implícitas y explícitas a la fe, la oración, la bondad, la entrega y la abnegación, es decir, de buscar el bien del otro, incluso aunque sea un desconocido. Si bien la historia de Alec no es real, es imposible no sentirse completamente identificado con su pensamiento, su desconcierto y hasta su dolor.

Una historia, por fin, en la que la llamada de Dios adquiere la forma de don. Dios llama a algo en función de los dones que nos ha entregado. ¿Seremos capaces de responder con generosidad? ¡Sin lugar a dudas! Porque su gracia jamás nos abandona.

Disfrutar este par de horas nos traerá, además, la paz de saber que Dios siempre nos espera, porque nos ama y nos conoce.

Mónica M. Yuan Cordiviola, m.e.n.
Publicado en Cartelera recomendada, El Granito de Arena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *