Nota introductoria: El Catecismo de la Iglesia Católica da unas pautas muy buenas para trabajar los dones y frutos del Espíritu Santo. Podéis ver los números 1830 a 1832. En síntesis nos vienen a decir:

La siguiente actividad puede desarrollarse en dos encuentro con los niños para que por medio e la dinámica puedan ver de una forma más sencilla y clara cómo se puede dar frutos de la mano de nuestro Amigo Jesús y con la ayuda de nuestro compromiso.


Pentecostés

OBJETIVO

Que los niños descubran que el Espíritu Santo ha de dar su fruto en la vida de todo cristiano.

INTRODUCCIÓN

En la fiesta de Pentecostés celebramos y revivimos el don del Espíritu Santo para la comunidad. Con la fuerza del Espíritu podemos vivir como Jesús y trabajar para que nuestro mundo sea más justo, más fraterno, más pacífico, más “Reino de Dios”.

Se invita a que uno de los niños haga la siguiente lectura: Lc 20,19-23

Luego el RIEmonitor por medio del siguiente comentario puede explicarle lo que la Palabra de Dios que acabamos de escuchar nos puede enseñar:

DINÁMICA

Repartir a los niños la FICHA para que puedan pintar cada parte de la paloma que representa al Espíritu Santo y luego escribirán en ella cada uno de los 7 dones.

ACTIVIDAD

Material:

Hacer ver a los niños que el Espíritu de Jesús se manifiesta en nosotros por medio de los 7 dones. Gracias a ellos podemos actuar como buenos cristianos, construir comunidad en nuestra familia, en el cole con los amigos, en la catequesis. Gracias a ellos, las cosas más difíciles se nos pueden volver fáciles y sencillas... ¡Es que son un don (regalo) de Dios!

Cuando el Espíritu Santo “siembra” en nosotros estos dones (por ejemplo: el don de fortaleza, para ayudar a alguien que ya nos tiene cansados y seguimos echándole una mano), nosotros podemos responder “sí” y poner de nuestra parte un pequeño esfuerzo o decirle “no”. Si le respondemos afirmativamente, estos dones darán su “fruto”. (Del ejemplo anterior: si seguimos ayudando a quien nos molestaba, aunque nos cueste, veremos que después nos sentimos muy contentos: Es que el don de la fortaleza “fructificó” en el fruto de la alegría).

Para que estos mismos dones puedan dar su fruto en cada uno de nosotros les invitamos a que cada uno se haga su propio germinador en el que pondrá 2 o 3 semillas y durante toda esta semana hasta el próximo encuentro tiene el compromiso de cuidarla, darle agua, que tome un poco de aire, en fin todos esos cuidados que cada uno puede dar para que la semilla crezca, se ponga fuerte, y comience a dar su fruto.

DE CARA AL SAGRARIO

Canto: Bendigamos al Señor u otro que se sepan los niños

Reflexión: Espíritu Santo ven a nuestro corazón. Haz de nosotros testigos de tu amor y mensajeros de la paz; sembradores de justicia y constructores de reconciliación, para que anunciemos al mundo la Buena Nueva de Jesús.

Compromiso: Que cada uno piense en un ratito de silencio cual será el fruto que desea dar en esta semana.

Canto: María de Jesús

FICHA

Copiar dibujo de la Paloma (27 de mayo)

Nota: Aquí se muestra la imagen reducida, al guardarla la tendrías a tamaño real

Aquí debería estar la imagen de la paloma

FRUTOS DEL ESPIRITU SANTO

OBJETIVO

Que los niños descubran que los frutos son regalos de Dios que pueden crecer más y más en nosotros gracias a las buenas obras con que los secundemos.

Comenzamos cantado Mi Amigo Jesús u otra canción que se sepan los niños

Invitamos a un niño a que haga lectura de: 1Cor. 13,1-13

Para el dialogo con los niños sugerimos las siguientes preguntas:

Luego cada uno de los niños presentan su germinador y comparten su experiencia de cuidado en casa para que dé su fruto y no se seque.

De la misma manera que hemos cuidado esta semilla tenemos que cuidar nuestra amistad con Jesús para que dé su fruto de permanecer siempre a su lado, sin alejarnos de él, ya que Jesús nos quiere como somos y nos invita a que seamos sus amigos.

Como compromiso de esta semana hemos de hacer crecer la semilla de la “amistad” con Jesús que esta en nuestro corazón, para que dé fruto de buenas obras como por ejemplo él portarnos bien, ser obedientes, no dar guerra en el cole, en casa, etc.

Canto final: Junto a ti María.